¿Qué necesito para crear mi sitio web?

tu propio sitio web

Querés tener un sitio web pero no sabés lo que precisás

Te contamos todo lo que vas a necesitar y cuáles son las opciones.

Los objetivos de un sitio web son variados, por ejemplo, pueden ser: atraer nuevos clientes, mantener informados y atender a los actuales, provocar confianza sobre la oferta, la marca y las soluciones que ofrecemos, mostrar profesionalismo, etc. Como así también nos puede ayudar a impulsar las ventas, ofreciendo un nuevo medio de compra para los clientes y, simultáneamente, mejorar la gestión y administración de nuestra empresa.

Muchas empresas cuentan con una página web porque es algo que deben tener; sin embargo muy pocas saben realmente para qué les sirve y cómo capitalizarla en función del negocio.

El principal rol de una página web es lograr conversión. Conversión es el hecho de lograr que los visitantes hagan una acción específica previamente definida. Esta es la principal y más importante finalidad de una página, de lo contrario es como si solo tuvieras un folleto en internet.

Un sitio web optimizado para la conversión debe ayudar a tu empresa a informar, generar confianza, mostrar tu oferta, invitar a probar y así generar con las visitas potenciales clientes.

¿Qué necesito para tener mi página web?

Dominio

Lo primero que tenés que hacer para crear un sitio web es tener tu nombre de dominio, un nombre de dominio es el nombre que deseas darle a tu web, ejemplo: www.misitioweb.com, midominio.uy, miempresa.com.uy

Para registrar dominio tenés pagar una cuota anual a una entidad registradora de dominios, para obtener el derecho a usar ese nombre.

Al registrar un nombre de dominio no vas a tener una página web sino solo los derechos a usar ese nombre. Sería como registrar una marca comercial para una empresa, obtenés el derecho a usar este nombre pero no la cartelería.

Aquí se presenta la primera opción que debés determinar ya que, además del nombre del dominio, deberás elegir el “sufijo” (la última parte de un nombre de dominio, dominio de nivel superior o TLD. Los sufijos de dominio populares incluyen .com, .net y .org, pero hay muchos otros TLDs aprobados por ICANN.

Hay muchas de empresas dedicadas al registro de dominios e incluso la mayoría de las agencias que crean sitios web o que venden hosting ofrecen el registro de dominios, aunque siempre lo más recomendable es que vos mismo adquieras tu dominio en una empresa independiente a la del hosting y a al diseñador/programador de la página, ya que es mejor que tengas el control total del mismo, independientemente del hosting y programador que contrates.

En Uruguay la entidad registrante para los dominios nacionales .com.uy y .uy es ANTEL a través del portal nic.com.uy.

Hosting

El hosting es el servicio de alojamiento de tu web. Un servicio de alojamiento es básicamente una empresa que brinda una plataforma de hardware y software que permite hacer funcionar tu página web, se trata del servicio que provee el espacio en Internet para los sitios web. Si querés tener tu web y que otros puedan visitarla necesitás publicar o subir los archivos a un servicio de alojamiento web.

Estos servicios funcionan ofreciéndote computadoras de grandes prestaciones (servidores web), utilizando conexiones de alta velocidad además de muchas otras funcionalidades. Cuando alguien escribe tu dirección web (por ejemplo www.pronet.com.uy), ellos se conectarán al servidor web donde esté alojada tu página y descargarán los archivos de tu sitio.

Cuando te ofrecen una cuenta de hosting, te están ofreciendo una parte de los recursos que tiene el servidor, con el fin de poder publicar ahí tu páginas web, y otros aspectos que varían en función del panel de control que te ofrezca. Cada uno aporta interfaz distinta y funcionalidades que pueden adaptarse mejor o peor. En popularidad, cPanel se lleva la máxima popularidad y funcionalidad.

Aparte de los servicios básicos de alojamiento, un servicio de hosting incluye otros servicios de mucho valor agregado. Entre ellos, los más importantes son los siguientes:

  • Un servidor de correo electrónico que permite que tengas cuentas de correo con tu propio nombre de dominio (por ejemplo juan@miempresa.com).
  • Alojamiento de aplicaciones web pasadas en PHP y bases de datos para crear webs generales, blogs, tiendas en línea o foros de discusión, etc.
  • Acceso vía FTP para guardar y descargar archivos.
  • Crear discos virtuales, es decir, crear almacenamiento en la nube con tu propio servicio de hosting al que accedés como si lo tuvieras en tu propia computadora.

Cosas básicas que tenés que tener en cuenta a la hora de contratar un servicio de hosting para tu sitio web.

Cuando contratás un servicio de hosting hay algunas cuestiones que tenés que tener claras:

  • Uso y aplicaciones. Diferentes necesidades: sitio web institucional o con venta en línea (e-commerce), cantidad de cuentas de correo, espacio para el correo, etc.
  • Alejate de los servicios de hosting gratuitos. No tienen cuentan con soporte ni derechos a reclamos.

Los principales tipos de alojamiento web y sus diferencias

  • Hosting gratuito. Los hosting web gratuitos, aparte del alojamiento de archivos, suelen incluir las prestaciones más importantes: acceso vía FTP, correo electrónico y soporte para aplicaciones PHP. Para que el dominio sea también gratis, suelen ofrecer además gratis un subdominio del proveedor. Las opciones gratuitas suelen tener capacidad de proceso muy pequeña, poca memoria, severas limitaciones de los recursos como espacio en disco o la transferencia mensual. También nivel de servicio de muy baja calidad (muchas caídas y detenciones por mantenimiento), y por sobre todo, cero soporte o asistencia técnica.
  • Hosting compartido. El hosting compartido es la opción más adecuada para la enorme mayoría de los usuarios. Como sugiere el nombre, varios clientes comparten una misma plataforma. Los archivos e información es completamente privada y exclusiva.
  • Hosting exclusivo VPS (Virtual Private Server) En la modalidad de hosting VPS el servicio consiste en poner a disposición del cliente un servidor exclusivo (privado), pero no como máquina física, sino como máquina virtual, con diferentes niveles de recursos (potencia de procesador, memoria, etc.) entre los cuales el cliente puede elegir el nivel que necesita para su caso concreto.

¿Cuál es la solución que yo necesito?

En la gran mayoría de los casos, la mejor opción es el hosting compartido. Ya que permite, por un costo anual mínimo, tener todos los servicios que una empresa en general necesita. En caso de tratarse de una aplicación con funcionalidad específica como ser una web de servicios en línea y enorme cantidad de visitantes un servidor VPS exclusivo. Esto permite alojar este tipo de sitios web de gran potencia pero a un costo mayor que un hosting compartido.

Correo corporativo

No todos los servicios de hosting incluyen el soporte para correo electrónico (e-mail) con el dominio de tu empresa, sin embargo, si tu hosting no cuenta con profesionales especializado en el la administración y mantenimiento de los servicios de correo, tu e-mail se vuelve una pesadilla con el spam, bloqueos, listas negras además de que la migración del servicio de correo resulta luego muy complicada.

Por eso la mejor opción es informarte bien de los servicios de correo que presenta tu proveedor de hosting antes de adquirirlo o contratar otro servicio de hosting independiente para el correo, en caso de que no quieras migrar tu web. En ProNet contamos con más de 20 años de experiencia, con profesionales dedicados exclusivamente a la administración de estos servicios, lo que te brinda, además de tranquilidad, un soporte técnico de gran calidad dispuesto a solucionar cualquier inconveniente de forma rápida.

Diseño/desarrollo web

El sitio web consiste en la creación de un diseño y la maquetación de los textos, imágenes, videos, funcionalidad como formularios de contacto, mapas incrustados, chat, intercomunicación con redes sociales, etc.

Una vez que compraste tu nombre de dominio y tenés también tu servicio de hosting, el siguiente paso es diseñar tu página web. Hoy en día contratar a un desarrollador web, o una agencia de diseño web no es algo tan costoso y es la mejor opción para evitar problemas posteriores con la seguridad y mantenimiento del sitio.

Opciones de diseño web:

• Contratar una agencia especializada
• Contratar a un desarrollador/disseñador freelance
• Comprar una plantilla y diseñar sobre ella el sitio vos mismo sobre un gestor de contenidos como WordPress: Template Monster, Envato

Los costos de un diseñador web pueden variar entre una y otra empresa y además entre los diferentes países y sobre todo dependen del tipo de sitio web que necesites.

Deja un comentario

Mirá el catálogo con los precios

Registrate para ver los precios y obtener las promociones y descuentos exclusivos

Solo necesitás tu correo electrónico
¡REGISTRATE AQUÍ!
close-link